Profesionaliza, crece y mejora la rentabilidad de tu empresa

Professionalitza, creix i millora la rendibilitat de la teva empresa

Normalizar unos malos resultados y diferir la toma de decisiones o cambios estratégicos

Efectivamente, como analista de una consultora enfocada a las pequeñas y medianas empresas, cada mes abordo distintas visitas a organizaciones de variada dimensión y sector de actividad, y siempre, en cada uno de los proyectos, tengo que enfrentarme a la pregunta.

¿Qué es lo que más me preocupa en la empresa que estamos diagnosticando?

Las respuestas son variadas en función de cada compañía, pero algunas, por desgracia, demasiado habituales y difíciles de encajar en un entorno empresarial que se muestra cada vez más dinámico, competitivo y exigente. 

Las dificultades para la toma de decisiones dentro de la Pyme, es quizá uno de los factores más críticos y habituales que detectamos en Iberdac, en ocasiones la falta de decisión proviene de la personalidad del empresario, en otras, por limitaciones de la empresa en sus dinámicas de dirección o su organización.

Ejemplos de esto último: 

  • Organizaciones que, hoy en día, no tienen la capacidad de evaluar de manera mensual y puntual sus resultados económicos por factores como: falta de formación del personal de oficina, falta de control sobre los inventarios, incapacidad de hacer seguimiento de los proyectos que se gestionan, etc. lo que impide mantener unos estados contables con una correcta correlación de los ingresos y gastos con una periodicidad razonable. 
  • Falta de objetivos y herramientas de planificación. 
  • Sistemas informáticos o dinámicas de trabajo propias de épocas anteriores, o poco adecuadas para la empresa y el sector de actividad al que pertenece. 
  • En general, falta de una organización que facilite a la dirección información fiable para la toma de decisiones. 

Esa falta de información fiable, creo que es uno de los factores que más limita la toma de decisiones del empresario, y la falta de decisión, conlleva, en demasiadas ocasiones, que las decisiones se tomen tarde o a destiempo, perjudicando de manera severa a las pymes, o incluso, comprometiendo la continuidad de muchos proyectos. 

Disponer de información fiable cada mes, cada semana, se hace vital para conseguir los objetivos y tomar control de cualquier organizaciónLa batalla de los resultados se ha de ganar cada mes, cada semana, no de año en año. Muchos proyectos empresariales fracasan por normalizar y aceptar la falta de información fiable, estructurada y puntual, normalizar los malos resultados de años anteriores, basando sus decisiones en la esperanza de que el “próximo año será mejor” y eludiendo tomar decisiones complejas, pero necesarias. Estas dinámicas en algunas pymes se llegan a mantener durante varios ejercicios, descapitalizando las organizaciones y sus capacidades financieras para la reestructuración y adaptación a la nueva realidad. 

La falta de información y dificultad en la toma de decisiones son males que limitan a la pyme en todos los ciclos económicos, pero hoy, con el Covid-19 y los escenarios inciertos y turbulentos que se plantean, hace de estas dinámicas de dirección un riesgo adicional para la continuidad empresarial. 

Desde Iberdac somos especialistas en diagnosticar y dar solución a estos problemas que tanto limitan a la pyme, dirección y equipos de mandos intermedios.

Si se identifica con la problemática no dude en consultarnos, le podemos ayudar. 

Nueva llamada a la acción

Creado por: Eduardo Millán Apr 23, 2021 9:00:00 AM
Eduardo Millán
Find me on:

Topics: Pymes, Gestión empresarial, Organización de Empresa

Suscríbete a nuestra Newsletter para empresarios

Subscriu-te a la nostra Newsletter per a empresaris