Profesionaliza, crece y mejora la rentabilidad de tu empresa

Professionalitza, creix i millora la rendibilitat de la teva empresa

Por qué es mejor acudir a un especialista cuando quiero vender mi empresa

El mercado de compraventa de empresas se ha agilizado los últimos años y, lo que antes era una operación entre conocidos, ahora ofrece muchas posibilidades de puesta en valor y negociación. Este es el motivo por el que reflexionamos sobre profesionalizar el proceso de venta del negocio y contar con el consejo de un especialista.

El mercado de empresas en el que participan empresarios y grandes bancos de inversión antes se encontraba solo al alcance de grandes compañías. Esta circunstancia ha cambiado, y las oportunidades de venta ya no se reducen exclusivamente al ámbito familiar o de los empleados.

Acceder al mercado de las operaciones mercantiles de relevancia puede encontrarse muy lejos de las posibilidades del dueño de un negocio, y es por esto por lo que desarrollamos los puntos básicos que un especialista puede aportar a este proceso. Si has pensado en vender  tu empresa, esta lectura te puede interesar.

Motivos para vender mi empresa

Los motivos para llevar a cabo la venta de un negocio pueden ser diversos: jubilación, selección entre varios negocios en propiedad, falta de rentabilidad, falta de un relevo generacional, el deseo de abordar otros proyectos, etc.

Previo a la decisión de vender una empresa debemos reflexionar sobre motivos y objetivos, casi del mismo modo que cuando se decidió formarla. No es una transacción sencilla ni rápida, y cualquier duda que podamos despertar ante nuestros posibles inversores podría llevar al traste la operación.

Reflexionar y ser transparente sobre nuestras motivaciones, objetivos y cifras ayudará al éxito de la venta. Esta reflexión, profunda y basada en los datos reales de la productividad, será clave en el proceso.

Estudio previo de la compañía y preparación de la venta

El estudio previo de la situación de la compañía nos ayuda a valorar la viabilidad de un proceso de venta de nuestra compañía, antes de incurrir en costes internos y externos propios de cualquier operación de este tipo. Solo una vez comprendida la situación económica y financiera y la potencialidad futura es cuando se puede estimar el precio de mercado.

Tanto para realizar este estudio de manera objetiva, como para mantener la confidencialidad necesaria a la venta es vital no realizarla personalmente. Una empresa representante tendrá una visión más objetiva, dará credibilidad a sus datos y aportará el conocimiento técnico necesario.

Una operación de venta debe mantenerse en completo secreto hasta su finalización. El hecho de que la intención de venta sea pública genera muchos riesgos para el negocio: sus empleados se preocuparán, perderá credibilidad, generará incertidumbre entre sus proveedores y clientes, etc. Sin duda, se trata de situaciones innecesarias que deberemos evitar.

Prospección de compradores para la empresa

Puede que encontremos personas interesadas en comprar nuestra empresa, pero eso no quiere decir que todas tengan buena intención. Cuando una empresa está en venta, su dueño está dispuesto a facilitar mucha información confidencial y privada y esta circunstancia puede avivar el interés de competidores que, más que interesados en la compra, lo estén en la sustracción de datos.

Es importante saber quién es el potencial comprador con el que nos reuniremos, analizar su interés real en la compra y proteger los datos que proporcionaremos a los interesados mediante la generación de acuerdos de confidencialidad. Estos acuerdos permiten que, tanto compradores como vendedores, utilicen información confidencial de forma correcta y sin riesgo.

La efectividad del proceso mejora cuando contamos con un intermediario experto en este tipo de operaciones de mercado. Disponer de una base de datos de posibles compradores y realizar una valoración correcta de la empresa aumentará las opciones de éxito.

Por otro lado, a su vez, una empresa especializada en este tipo de consultoría facilitará la información necesaria a la empresa compradora para facilitar su proceso de financiación y mejorar las posibilidades de éxito de la operación.

Aunque, a priori, vender un negocio pueda parecer sencillo, es una tarea laboriosa y precipitarse a causa del estrés que el proceso puede generar, puede hacernos vender a cualquier precio un negocio en el que hemos empeñado gran cantidad de trabajo.

¿Te sientes preparado para afrontar solo la venta de tu empresa? No dejes que la impaciencia o el estrés confundan tus decisiones. Podemos ayudarte a mantener la claridad en el proceso y tener el control de todas tus decisiones de manera objetiva y práctica. Consúltanos.

Nueva llamada a la acción

 

Creado por: Jordi Gavaldà May 21, 2021 9:00:00 AM
Jordi Gavaldà
Find me on:

Topics: Consultoría de gestión empresarial

Suscríbete a nuestra Newsletter para empresarios

Subscriu-te a la nostra Newsletter per a empresaris